Planta anual de la familia de las compuestas, o Asteráceas.
El nombre de género se utilizaba comúnmente en latín para referirse a plantas espinosas de éste y de otros géneros parecidos: Cirsium, Scolymus, Centaurea etc, tal y como se viene haciendo con la palabra cardo en el lenguaje común. El epíteto, que en otros casos se escribe con grafía ligeramente distinta ( Pyrus bourgaeana Decne )  está dedicado a Eugène Bourgeau, botánico de la Saboya francesa del s XIX que estuvo herborizando por toda la Península, por las islas Canarias y por el Norte de África. 
Tallos 150 (200)cm, erectos, generalmente simples, ramificados en la parte superior de manera  corimbiforme, más o menos circulares con costillas poco marcadas, alados en su mayor parte con alas palmatilobadas y espinosas. Haz de las hojas con pelos pluricelulares dispersos, más concentrados en el nervio principal; envés glabrescente o canoso, con pelos largos pluricelulares en el nervio y pelos largos unicelulares en el espacio entre nervios. Capítulos en grupos corimbiformes laxos, solitarios en ejemplares depauperados, subsésiles o sobre pedúnculos áfilos densamente tomentosos. Bráctaeas involucrales medias de 1,5 (2)mm de ancho (menores que en otras especies) lanceoladas y erectas con nervio distal aparente, rematadas en espina distal de hasta 2,7mm. Las brácteas involucrales internas con ápice escarioso.
Habita en suelos descarnados, normalmente soleados, ruderalizados: cunetas, bordes de caminos, zonas alteradas. Endemismo ibérico-marroquí  del Centro, E y S de la Península y del NW de Marruecos. Florece de marzo a julio, a veces hasta más tarde.
Imágenes de C. bourgeanus

Gózquez de Abajo (M) Darío Meliá
Manuel Gómez Gajete (M)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.