Ya los romanos apreciaban este árbol por sus virtudes decorativas y lo llamaban celtis lotus. Joseph Pitton de Tournefort creó el género llamandolo Lotus pero Linneo prefirió llamarlo Celtis y le puso el epíteto de australis en sentido de sureño, y efectivamente su distribución es el contorno del Mediterráneo.
Árbol con copa ancha, de hasta 30 m. de ramas finas y erectas, con corteza lisa de color gris, de la familia Cannabaceae.
Hojas pecioladas, con estípulas caducas, alternas, anchamente lanceoladas, acusadamente acuminadas, cubiertas de pelos por ambas caras, simple o doblemente dentadas. El fruto es una drupa de 10-12 mm., negra, largamente pedunculada. Especie hidrófila o semihidrófila, vive en el dominio del bosque esclerófilo, en barrancos y márgenes de cauces, rehuyendo los lugares excesivamente fríos. Indiferente edáfica, gusta de suelos sueltos y profundos, necesita tener el nivel freático al alcance de sus raíces. Brota de raíz y de cepa y puede llegar a vivir 600 años.
Madrid está en el límite septentrional de su distribución en la Península. En el sureste madrileño se cultiva en parques, jardines y sotos. Hay un bosquete en Gózquez de Arriba y hemos visto plántulas en bosques mixtos en el término de Ambite, sin llegar a ver a los progenitores. Ejemplares sueltos aparecen en Rivas (Soto de las Juntas) y en Vicálvaro, colonizando los taludes de la M50 y los cultivos abandonados en el PAU de los Berrocales. Ultimamente, en mayor cantidad, aparecen plántulas y árboles jóvenes dispersados probablemente por aves a partir de los muchos ejemplares plantados en paseos y jardines. El cambio climático y el aumento de temperaturas asociado favorecen claramente a este taxón termófilo, que además se ha comenzado a emplear masivamente en repoblaciones para restaurar los bosques de ribera en el Parque Regional del Sureste.
Cultivo:
Los frutos maduran de septiembre a octubre y hay que eliminar las partes carnosas para coger las semillas que, se pueden almacenar a 4º o sembrar inmediatamente sin tratamiento previo. En vivero se siembra a final de invierno o principios de primavera, es conveniente someter las semillas a una estratificación fría durante 2-3 meses, germinarán entre el 60-80%. También se multiplica mediante estaquilla con el empleo de hormona IBA.
Es conveniente mantener las plántulas a la sombra durante el verano.
Imágenes de C. australis

Ambite (M) Darío Meliá
Vega del Jarama (M) Darío Meliá
Cabezuela del Valle (Cc) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.