Hierba anual, terófito de la familia de las compuestas.
Altura de 0’2 a 0’8 m. Delicada, con tallos delgados y frágiles. Hojas muy divididas con lóbulos lineales. Capítulos florales alargados verde-violetas. Flores de color rojo o rosado. Florece de mayo a julio. Se diferencia de Crupina vulgaris en que en esta los lóbulos de las hojas superiores apenas están denticulados, mientras que en C. crupinastrum están dentados o bien pinnado divididos. Los pelos del vilano (en caso de que podamos observar este) son otro buen elemento distintivo, al ser de color pardo amarillento, mientras que en C. vulgaris son pardo-negruzcos.
Vive en los márgenes de encinares y quejigares, matorrales y pastizales secos, en sustratos calizos o yesosos. Frecuente en toda la mitad oriental de la provincia de Madrid.
Imágenes de C. crupinastrum

Nuevo Baztán (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.