Perenne de hasta 30 cm, erecta, de la familia Cruciferae.
El nombre del género se encuentra en los autores clásicos, referido a una crucífera que supuestamente era abundante en Iberia, o que en Iberia se usó por primera vez en botica.
Hojas lineares, agudas. Renuevos axilares muy dearrollados. Inflorescencia en corimbo plano y denso, contraído en la fructificación. Flores zigomorfas en corimbo terminal ebracteado. Sépalos no persistentes en la fructificación, los laterales ligeramente gibosos en la base. Pétalos espatulados,  purpúreos. Ovario bilocular. Estigma capitado. Frutos de hasta 6mm, ovales a orbiculares, alados desde la base, triangulares, erectos o algo convergentes, escotadura aguda, estilo claramente exerto. Cuenta con tres subespecies. Iberis ciliata ciliata ocupa substratos calizos, sus pétalos son blancos y las hojas son oblongo espatuladas o linear espatuladas, con ápice obtuso o subagudo. La subespecie Iberis ciliata contracta, en cambio, vive en sustratos guijarrosos o arenosos, silíceos, o calizos descarbonatados, su flor es purpúrea y las hojas lineares, de ápice agudo. La I. ciliata subsp. weltwischii (Boiss.) Moreno no se encuentra en el territorio del herbario, vive en el litoral del SW de la Península.
Imágenes de I. ciliata contracta

Carrascal de Arganda (M) Darío Meliá
Barranco de la Purga (M) Darío Meliá
Barranco del Rey (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.