Planta herbácea perenne. Hemicriptófito de la familia de las labiadas.
La Nepeta ya aparecía citada en Dioscórides como un nombre usado por los romanos y en varios autores latinos; hace referenca a la ciudad que los estruscos llamaban Nepi, hoy Viterbo, donde se popularizó el cultivo de algunas de las plantas del género, sistematizado luego por Linneo, para uso en botica.
Tallos macizos de hasta 130 cm, sin pelos glandulares. Hojas ovadas, cortamente pecioladas. Inflorescencia poco ramificada, con glándulas esferoidales. Brácteas cortamente pecioladas, las inferiores similares a las hojas, a veces con el ápice purpúreo. Bractéolas lineares a linear-lanceoladas, más cortas que el cáliz. Flores hermafroditas. Cáliz actinomorfo con el tubo recto y dientes lanceolados más cortos que el tubo. Corola blanquecina o azulada, con manchas más obscuras, tubo más largo que el cáliz.
Endémica del Centro y Oeste de la Península Ibérica vive en claros de robledales y hayedos, aliseadas y piornales.
Imágenes de N. caerulea

Montejo de la Sierra (M) J. M. Martínez Labarga
Montejo de la Sierra (M) J. M. Martínez Labarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.