Arbusto de hasta 3 m, perennifolio, endemismo peninsular, de la familia Rhamnaceae.
Arbusto erecto y espinoso, intrincado, de corteza de lisa a cuarteada y grisácea. Ramillas alternas, culminadas en espinas. Hojas coriáceas, alternas en las ramillas o aparentemente fasciculadas, glabras, lo que le diferencia del aparentemente igual Rhamnus lycioides (especie tan parecida que los ejemplares de Rhamnus oleoides assoana se denominan por otros como Rhamnus lycioides L. subsp. oleoides (L.) Jahand. & Maire ). Las hojas son de (5)10-35(45) × 1-2,5 mm, de linear a linear-espatuladas, planas, rara vez subcilindríncas (característica de la subsespecie R. oleoides rivasgodayana, del SE peninsular), ápice redondeado o apenas agudo, y nervadura reticulada muy difusa, solo «evidente» por el envés.
 Inflorescencia en fascículo axilar, especie con flores masculinas y femeninas. Los fascículos masculinos de de 2-15(30) flores y los femeninos de 1-6(10) flores–, Flores 3-6 mm de anchura, tetrámeras, con cuatro pétalos y cuatro sépalos, glabras, excepto el disco, que puede ser peloso, de color amarillo verdoso.  Fruto en baya de 3 a 6mm algo carnoso, con (2)3 surcos.
Para distinguir la pilosidad de Rhamnus lycioides a simple vista se precisa de lupa, aun con esta puede que no seamos capaces de verla (atención a los márgenes, es donde mejor se aprecia). Existe una prueba mucho mas precisa y singular que nos ha enseñado el profesor Santiago Sardinero, con la punta de la lengua, lamer el envés de las hojas. Si es levemente áspero, es que tiene pelos y estamos ante un Rhamnus lycioides. Si el tacto es suave, liso, estamos ante Rhamnus oleoides assoana. Cuando se conocen ambas especies el color de la planta también las diferencia, el verde de Rhamnus lycioides es mas mate, grisaceo, oscuro, en la especie oleoides es verde vivo, mas claro.
Se plantea la duda de cuando estamos ante las otras subespecies de Rhamnus oleoides. En el caso de Rhamnus oleoides oleoides y Rhamnus oleoides bourgaeana, la lámina de la hoja tiene de dimensiones de (1)2,5 a 18(25) mm de anchura, frente a los, como máximo 2,5 mm de ancho de R. oleoides assoana. Las formas de hojas obovadas, ovales o suborbiculares pertenecen todas a las otras subespecies. La subespecie oleoides es mas termófila, es habitual en Andalucía, provincias costeras mediterráneas, Extremadura y alcanza el oeste de CLM y el sudoeste de Madrid. La subespecie bourgeana es balear y la rivasgodayana del sureste árido. En el valle del Ebro, Sistema Ibérico, Madrid y este de castilla la mancha, este de Castilla y León estamos ante la subespecie assoana.
Vive en matorrales, orlas y claros de encinar, coscojar, pinar, vaguadas en espartales, pedregales, etc, preferentemente sobre suelos básicos. En el territorio de estudio, con presencia segura en Arganda (El carrascal), Cerros del Butarrón en Ciempozuelos y en Chinchón (Madrid), También citado de Yepes (Toledo).
Imágenes de R. oleoides subsp. assoana

El Butarró n (M) Darío Meliá
El Butarrón (M)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.