Planta bienal o perenne de corta duración. Hemicriptófito de la familia de las Labiadas.
El nombre del género ya se usaba en época romana y seguramente viene de mucho antes: del verbo latino salvo, (yo) cuido, yo salvo, a su vez relacionado con el sánscrito sárvas, mantengo íntegro, sano: por sus propiedades medicinales conocidas desde la antigüedad (muchas veces exageradas pero con eficacia demostrada en algunas aplicaciones). Argentea, del latín argentus = plata, probablemente por el denso indumento de pelos tectores y glandulíferos que recubre casi toda la planta dandole un tono plateado.
Hierba (no arbusto ni subarbusto) de tallos erectos ramificados, con hojas no hastadas o cordado-hastadas, las basales anchamente ovadas u oblongas, inflorescencias en verticilos de 6-10 flores, brácteas verdosas anchamente ovadas, acuminadas, persistentes, pedicelos cortosno comprimidos, cáliz muy densamente cubierto de pelos y labio superior plano oconvexo en la fructificación; corola blanca o blanco-amarillenta también cubierta de pelos tectores y glandulíferos pero sin anillo de pelos en interior del tubo.
(en negrita las características que en su conjunto permiten distinguir la especie de otras del género).
Común en el Sureste de Madrid y La Sagra, se cría en márgenes de caminos o de campos de cultivo, sobre suelos rocosos tanto calizos como silíceos, desde los 50 hasta los 1400m.
Florece de abril a julio.
Su distribución abarca el S de Europa y el N de África y en la Península es más frecuente en la mitad Sur.
Imágenes de S. argentea

Pª de La Marañosa (M) Darío Meliá
La Boyeriza (M) Darío Meliá
Fuente de la Teja (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.