Hierba perenne de la familia de las Caryophyllaceae.
El nombre del género lo creó Linneo a partir del griego skleròs, duro, rígido y anthos, flor y como en muchos casos da por supuesto el porqué: seguramente por su cáliz duro (son plantas apétalas, no tienen pétalos, sólo los sépalos). El epíteto quiere decir «parecido a un Polycnemon» (= de poly-, muchos y cnemon, pierna:de tallos muy articulados) un género de las Chenopodiaceae.
Planta más o menos glabra de tallos de apenas 7cm a lo sumo, ramificados en toda su longitud que forman una almohadilla densa que no levanta más de 2-4cm; Hojas diminutas lineares o subuladas opuestas reunidas en en verticilastros más o menos ciliados en la base; flores en glomérulos, sépalos obtusos y convergentes con margen ancho y escarioso persistentes alrededor del fruto.
Hierba de pastos de montaña, entre los 1600 y 2000m, sobre suelo ácido arenoso, removido y eutrofizado por el ganado, en los Pirineos, Sistema Central y el N del Sistema Ibérico.
Florece entre abril y agosto.

Rascafría – J. C. Campos Casabón
Riofrío de Riaza – J. C. Campos Casabón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.