Arbusto alóctono, que rara vez alcanza 3 m, de la familia Tamaricaceae.
Tamarix, tamariscus, tamarice eran los nombres comunes que utilizaban los romanos para estos arbustos, cuya etimología no está clara; Tournefort creó el género llamándolo Tamariscus, pero Linneo prefirió usar la forma actual. En latín parvi = pequeño, por lo tanto el epíteto específico quiere decir con flores pequeñas.
Muy fácil de determinar por su intensa floración rosada y sus flores tretámeras. Es el primero en florecer.
Esta especie ha sido profusamente plantada por la Comunidad de Madrid incumpliendo la legislación de la propia comunidad autónoma, incluso en espacios naturales. en el Parque Regional del Sureste se ha plantado en formaciones de T. africana, introduciendo este elemento extraño que nada tiene que ver con nuestra flora y desdibujando la comunidad. T. africana forma masas muy claras, ocupa suelos de gravas y arenas que pueden sufrir inundaciones y largos períodos de sequía, por ello los pies se sitúan muy alejados unos de otros para así poder disponer de recursos hídricos en la época estival. Suponemos que la Comunidad de Madrid estima que hay que rellenar los huecos entre los ejemplares de T. africana.
Es frecuente encontrarlo en el medio natural, asilvestrado con origen en parques, jardines y las plantaciones de la administración.
Imágenes de T. parviflora

Area Recreativa Puente de Morata (M) Darío Meliá
Tarayal de T. africana, Formación muy abierta, la Comunidad de Madrid ha rellenado el espacio entre tarayeas, incumpliendo su propia legislación, con T. parviflora, en flor; especie alóctona.

Aprende a diferenciar los tarayes
Tarayal halófilo
Tarayal no halófilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.