Terófito de la familia Cruciferae.
El nombre alýsson se aplicaba en griego a plantas con supuestos efectos curativos de la rabia, lýssa. El epíteto, » parecido a un alyssum», es consecuencia de la regla de nomenclatura que requiere que en caso de cambio de género se mantenga el epíteto de su anterior descripción válida: en 1753 Linneo lo describió como Clypeola alyssoides y en 1759 cambió de criterio; lo volvió a hacer más tarde, llamandolo A. calycinum, pero según su propia regla éste es un nombre ilegítimo.
Excepcionalmente puede alcanzar 30 cm, aunque por regla general no pasa de 15. Verde o verde-ceniciento, ramificada desde la base, Hojas con pelos estrellados en el envés con 12-20 radios. Flores en racimos terminales que se alargan progresivamente. Sépalos tardíamente caducos, con pelos estrellados de brazos aplicados y otros bifurcados, largos, erectos, insertos en una protuberancia multicelular con 1-3 brazos que pueden sobrepasar el cáliz; a diferencia de A. granatense que generalmente los tiene solo en el margen y hacia el ápice. Fruto solo un solo tipo de pelos, dispersos, estrellados, con brazos generalmente patentes y que normalmente no se superponen unos con otros; A. granatense tiene los frutos con dos tipos de pelos, unos estrellados con brazos aplicados y otros bifurcados y patentes. El pedicelo forma un ángulo de 90º con el eje del racimo cuando el fruto está maduro, a diferencia de A. granatense que forma un ángulo próximo a 45º.
Indiferente edáfica, ruderal y de cultivos de secano: olivares, campos de cereales, barbechos. Se cría en medios abiertos, 500-1800 m. Desde la cuenca mediterránea hasta el E de India y como buena ruderal/arvense ha dado el salto a otras regiones, como Norteamérica y Argentina.
Imágenes de A. alyssoides

La Boyeriza (M) Darío Meliá
Perales de Tajuña (M) Darío Meliá
claves visuales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.