Mata aromática, de característico olor que recuerda el alcanfor, muy ramificada, de tallos erectos, de la familia Compositae
El nombre se encuentra en Plinio y era de uso común en Roma y Grecia para varias plantas de uso en botica: artemisía en griego significaba la hierba de Artemis, Diana, la diosa de los partos entre otras cosas. El epíteto significa blanca en latín, por su aspecto blanquecino debido al tomento que la recubre; aunque hay que decir que es muy variable: puede ser  glabra y verdosa, el olor puede ser distinto o más o menos pronunciado los segmentos de las hojas pueden ser más o menos largos…. se han propuesto varias subespecies pero parece que las diferencias están relacionadas con las condiciones ambientales y que se encuentran fácilmente individuos intermedios.
Hojas alternas, glabrescenctes, divididas 1-3 veces en segmentos lineares. Inflorescencia espiciforme con muchos (alrededor de 20)  pequeños capítulos de receptáculo glabro con brácteas lanosas en varias filas,  sobre un pedúnculo también lanoso, normalmente reflejo; flores de color amarillento a crema.
Crece en pastizales secos, de semiáridos a áridos, de preferencia calizos, distribuyéndose por toda el área mediterránea con escasa presencia en el interior.
Andalucía: Taxon vulnerable (VU)
Imágenes de A. alba

Alto Tajo (Gu) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.