Planta herbácea anual de la familia de las compuestas.
El nombre del género deriva del italiano: estas especies se llamaban cardellina, contraido en carlina, su actual nombre vernáculo en ese idioma. Racemosa significa con inflorescencia en racimo, un epíteto en este caso impropio cuya elección Linneo no justificó. Espinosa, a veces con tomento blanquecino y de hasta 40 cm. Tallos erectos, por lo general ramificados al menos en el tercio superior, acostillados. Hojas por lo general secas o inexistentes en la antesis, verde-blanquecinas, de hasta 50×21 mm, no decurrentes, sésiles, espinosas, concoloras,  oblongo-lanceoladas a oblongo-elípticas, con nervadura pinnada visible por las dos caras, lóbulos triangulares o bilobados con espina terminal de hasta 5 mm, Capítulos terminales o axilares, sésiles. Involucro ovoide, densamente araneoso, de hasta 20×15 mm. Brácteas muy desiguales; las externas arqueadopatentes con fuertes espinas terminales; las medias adpresas, verdes con el tercio superior amarillento o acastañado al menos en la parte exterior, densamente araneosas y con espina apical; las internas amarillo-limón, mucho más grandes que las medias y que las flores, con espínula apical. Corola amarillenta con cinco lóbulos erecto-patentes e iguales. Vilano de hasta 8 mm. con una fila de pelos plumosos.
Indiferente edáfica, se da en lugares abiertos, pastizales alterados, cultivos abandonados, dispersa por la Península  excepto N y E y por zonas del Mediterráneo: Córcega, N de África,  Israel. Florece de (junio) julio a agosto (septiembre).
Imágenes de C. racemosa

(CR) J. M. Martínez Labarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.