Hemicriptófito de hasta 70 cm. de altura de la familia Compositaeo Asteraceae.
El nombre del género deriva del italiano: estas especies se llamaban cardellina, contraido en carlina, su actual nombre vernáculo en ese idioma; el epíteto específico significa común, corriente: es de distribución euroasiática, en toda su franja templada.
La especie se caracteriza por las brácteas: las internas son coriáceas, afiladas, sin espinas, muy estrechas y mucho más largas que los flósculos, amarillas, que simulan una hilera de lígulas. Los capítulos se encuentran en grupos de 1 a 5 y están compuestos por flósculos hermafroditas rodeados de la corona citada de brácteas internas inermes y una corona de brácteas externas, todas éstas espinosas. Hojas laxamente tomentosas por el envés. 
Florece en verano. 
Ruderal y nitrófila, se cría en pastos y claros de bosques. La planta sirve de alimentto a las larvas de la polilla Eublemma ostrina.
Imágenes de C. vulgaris

Trillo (Gu) Gabriel Muñoz
Alto Tajo (Gu) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.