Planta anual o bianual de hasta 70 cm., de la familia de las compuestas.
El género Centaurea cuenta con más de 70 especies en la península ibérica que aún se están estudiando y delimitando, de forma que pueden ser bastantes más. Nuestra península es un centro de diversificación del género, cuya identificación se basa, fundamentalmente en las características de las brácteas espinosas del capítulo floral, que son dentadas, ciliadas o con fimbrias o flecos, en diverso número, forma, longitud y ángulo. El nombre del género ya lo usaban los romanos, que lo aplicaban a la centaurea mayor, Centaurea centaurium L. y los griegos; deriva del griego Kéntauros, la mezcla de caballo y hombre de la mitología griega, uno de los cuales, Quirón, tenía grandes conocimientos de medicina y hierbas medicinales. El género como tal fue creación de Linneo que agrupó en él otros muchos de autores anteriores. El epíteto se refiere al solsticio de verano, alrededor de cuya fecha florece.
Hierba blanquecina debido a la pilosidad, parecida a Centaurea melitensis y Centaurea ornata. Tallos erectos, alados, ramificados desde la base. Las hojas basales son divididas, mientras que las caulinares son simples y largamente decurrentes. Saca capítulos solitarios de 13-15 x 8-12 mm. (como Centaurea ornata) de forma ovoide y con flores amarillas. Brácteas araneosas con apéndice apical espinoso, palmeado, no decurrente, normalmente con 5 espinas, la central de 15-20 mm, mucho más grande que las laterales de 2-3 mm. Aquenio de 2-2,5 mm. Vilano doble. Se diferencia de las otras dos especies por las largas espinas en las que terminan sus brácteas, muy lignificadas, rectas, dirigidas perpendicularmente hacia el exterior y mayores que el propio capítulo; menores en tamaño que las de Centaurea ornata, en ésta alcanzan los 3,5 cm y van dirigidas unas hacia arriba unas y otras curvadas hacia abajo. Las grandes espinas de C. solstitialis llevan añadidas minúsculas espinitas en el ápice de la bráctea, junto a la base de la espina principal. Además C. ornata tiene el apéndice decurrente y las hojas no; C.melitensis (especie con la que comparte hábitat), tiene apéndice triangular y las espinas de las brácteas  externas (inferiores) se curvan hacia abajo, y a diferencia de C. solstitialis, en C. melitensis nacen espinitas de la espina principal (cerca de la base de ésta) del apéndice que es triangular.
Común. Arvense, ruderal y viaria, con preferencia por sustratos calcáreos crece en rastrojos, terrenos degradados, claros del matorral, terrenos secos y su distribución desde el Mediterráneo y Europa alcanza el SW asiático. Se ha introducido y naturalizado en buena parte del mundo.
Imágenes de C. solstitialis

Carretera de la Presa, S. Martín de la Vega (M) Darío Meliá
Arroyo Culebro , Alcorcón (M) Darío Meliá
Los Estrágales, Pinto (M) Darío Meliá
Las Amargas, Martín de la Vega (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.