Planta herbácea perenne que supera con facilidad 1 m. de altura. Hemicriptófito de la familia de las Compuestas.
Dentro de la familia, es de las pocas especies que tienen flores azules, rara vez rosadas o blancas. Raíz única, profunda, gruesa, pivotante. Hojas basales de hasta 30 x 12 cm, cortamente pecioladas, de pinnatifidas a dentadas; las caulinares sésiles, menos dentadas o enteras, amplexicaules. Capítulos numerosos, sobre pedúnculos engrosados en el ápice. Involucro cilíndrico con dos filas de brácteas, las externas con el ápice patente y las internas el doble de largas que las externas. Receptáculo más o menos aplanado sin escamas. Todas las flores son liguladas.
Se desconoce la etimología de las palabras griegas kichórion intybus, que han pasado a las lenguas romances con pocas modificaciones, como «chicoria» y como «endibia». Lo que sí se sabe es que los egipcios apreciaban mucho las hojas de esta especie en ensalada a pesar de su amargor, que figura en un papiro de hace 4.000 años para usos terapéuticos y que el médico griego Galeno la recomendaba como «amiga del hígado y no contraria al estómago». También se ha usado mucho en la comida árabe y su uso actual o reciente está documentado por Ramón Morales et al. en el libro Alimentos silvestres de Madrid en Galapagar, Navalcarnero, Moralzarzal. Y la endibia, o achicoria belga, no es más que esta misma especie, cultivada y denominada C. intybus  var. foliosus Hegi., forzada a crecer en la oscuridad y calor para que desarrolle sus hojas blancas. El empleo, más abundante en épocas de escasez como las posguerras, de las raíces tostadas y molidas como sucedáneo del café lo comentaba Dickens en la Inglaterra victoriana del s. XIX.
Especie indicadora de suelos moderadamente secos, no soporta los muy abonados, muy común en bordes de caminos, áreas periurbanas alteradas, bordes de cultivo, prefiere suelos básicos, bien drenados y no soporta la sombra. De su distribución clásica, Europa, Oeste de Asia, Norte de África y Macaronesia se ha extendido por otras partes del mundo y hoy es subcosmopolita.
Florece de (mayo) junio hasta septiembre (octubre).
Imágenes de C. intybus

Arroyo Culebro (M) Darío Meliá
Gózquez de Abajo (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.