Terófito de la familia Papaveraceae.
El nombre del género viene claramante de fumus, humo, y en los textos latinos esta especie se cita con el nombre de fumus terrae, como en griego se llamaba kapnós, humo; exactamente por qué no es seguro, según algunos por el color ahumado de sus hojas, según otros, entre ello Dioscórides, porque al quemarla provoca lágrimas, como si despidiera mucho humo.
Difusa o trepadora. Racimos con 10-17 flores, iguales o mayores que el pedúnculo. Sépalos dentados, orbicular-ovados. Pedicelos fructíferos de patentes a erecrto-patentes, a veces algo arqueados. Flores rosadas, alas del pétalos superior púrpura-obscuro; corola 9-11 mm. Fruto ruguloso o casi liso.
Ruderal y arvense.
Imágenes del F. muralis.

Paracuellos de Jarama (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.