Planta anual, terófito de la familia de las cistáceas.
El nombre del género (que se debería pronunciar heliánthemum)  apareció por primera vez en una obra de Valerius Cordus, físico médico y botánico alemán del S. XVI, uno de los primeros en reinterpretar los viejos textos de Dioscórides describiendo las mismas plantas sobre la base de sus propias observaciones de campo al natural.Está compuesto a partir de hélios, sol en griego, y ánthos, flor: flor del sol, porque son plantas de lugares soleados cuyas flores apuntan hacia el sol.Fue posteriormente J.Pitton de Tournefort quien creó el género, luego atribuido a Miller por las reglas de nomenclatura botánica.
Sus hojas ovales o elipticas de tamaño grande, lo diferencian del otro Helianthemum anual que se le parece, H. salicifolium, pues son mayores, aunque la forma es muy parecida. Mientras H. ledifolium es de mayor tamaño, H. salicifolium es una planta menos robusta. Sin embargo, el peciolo de la flor y del fruto es varias veces más largo que el propio fruto en H. salicifolium mientras que en H.ledifolium no supera en longitud al fruto  y es erecto o erecto-patente. Los pétalos son maculados y un poco más cortos que el cáliz. Los sépalos externos pueden llegar a ser casi tan largos como los internos.
Ambas especies aparecen abundantemente en los pastizales terofíticos y tomillares sobre terrenos calizos,yesíferos y en especial, en las margas yesíferas.
Imágenes de H. ledifolium

Paracuellos de Jarama (M) Darío Meliá
Cerros Chicos, Martín de la Vega (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.