Ibero-magrebí. Herbácea perenne hemicriptófita de la familia de las compuestas.
El nombre del género se creó en honor a Lars Magnus Klase, médico y botánico discípulo de Linneo; en botánica se entiende por pinnatífida (en latín no hay tildes) la hoja pinnada con las hendiduras profundas, pero sin llegar a la mitad de la distancia entre el extremo del lóbulo y el nervio central. En la especie lo son siempre sólo las caulinares centrales: las basales pueden ser de ovadas a pinnatífidas y las superiores lineal-lanceoladas, sólo a veces pinnatífidas.
De hasta 55 cm. Tallos erectos, simples, rara vez con dos capítulos, con indumento araneoso más denso hacia el ápice y costillas más o menos marcadas. Las hojas también están recubiertas de indumento araneoso, que en los nervios, el central y los laterales, llega a ser lanuginoso. Las hojas basales tienen margen serrado o dentado con mucrones de 0,5-0,8mm. Capítulos solitarios, con 1-2 hojas involucrantes, involucro de 1,5-4 x 1-1,8 cm ovoide a ovoide-cilíndrico . Flores flosculosas, de corolas rosadas.
Especie basófila que aparece básicamente sobre margas, calizas y dolomías en tomillares y matorrales calcícolas. También aparece formando parte del sotobosque de los pinares de repoblación, soportando la sombra en los pinares cerrados. Distribuida por todo el sureste de la región de Madrid. Fue descrita de las cercanías de Rivas-Vaciamadrid por Cavanilles.
Imágenes de K. pinnatifida

Gózquez de Arriba (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.