Hierba perenne, cespitosa, de la familia de las  Poaceae .
El género recibió su nombre en honor de Georg Ludwig Koeler (1765-1807), botánico alemán autor de una obra sobre las gramíneas, como se denominaban antes las poáceas. El epíteto específico se refiere al cantón suizo del Valais.
Se puede reconocer por la base de los tallos recubierta por las vainas foliares muertas que forman una espesa retícula en la macolla, por los tallos y espiguillas glabros, lema aguda con tres nervios e inflorescencias apicales en panículas densas que  forman espigas cilíndricas densas verde-amarillentas con reflejos plateados.
Caracteres comunes con la Koeleria castellana y la diferencia, muy difícil de apreciar a simple vista, es que la vallesiana tiene los tallos y las espiguillas glabros mientas que la castellana tiene un tomento fino pero muy denso que recubre los tallos, el eje de las espigas y las espiguillas.
Habita en pastizales calizos y margosos, secos o de humedad media, desde el pre-litoral hasta los 1800m; común en la Península, ausente en  la depresión del Guadalquivir, Extremadura, la Galicia atlántica y todo Portugal. Se extiende por toda la cuenca Mediterránea central y occidental.
Florece en abril-junio.
Imágenes de K. vallesiana

Nuevo Baztán (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.