Mata leñosa, de hasta 40 cm. Caméfito de la familia Cruciferae, nombre a conservar, que hoy se prefiere reemplazar por Brassicaceae.
El género es un homenaje a Andrea Mattioli, médico y botánico del s. XVI que publicó mucho más que una traducción con comentarios del clásico Dioscórides: a las seiscientas especies originales le sumó otras tantas, amplió y corrigió sus definiciones, añadió datos de sus usos etc. El epíteto es diminutivo de frutex, en latín arbusto, frútice, planta ramificada desde abajo a partir de un solo tallo: se podría traducir por matilla, pequeña planta arbustiva.
Planta de indumento denso de pelos ramificados cortos, entre los que suelen estar unas glándulas amarillas; tallos ramificados y hojas tanto basales como caulinares en la subespecie-tipo (hay otra subespecie, la valesiaca, sin ramificaciones y hojas solamente en roseta que no se da en en territorio del herbario); hojas normalmente involutas, las inferiores oblongo-lanceoladas a lineares, con frecuencia marcadamente dentadas o sinuado-dentadas o sinuado-pinnatífidas, las superiores con más frecuencia enteras, lineares a oblanceadas. Pétalos con limbo oblongo-linear de margen ondulado o reflejo o patente de colores que van desde el violáceo-púrpura al pardo y al amarillo o verdoso.
Común en el Sureste de Madrid y La Sagra. Habita en suelos pedregosos, soleados, pobres, con preferencia en suelos yesosos, margosos o calizos, hasta los 1500 por casi toda la Península (falta en el N, NW, CW y SW); presente en el resto del S Europa, el Magreb y el Próximo Oriente.
Imágenes de M. fruticulosa fruticulosa

Noblejas (To) Darío Meliá
Cerro Almodóvar (M) Darío Meliá
Cerros Chicos (M) Darío Meliá
Valdelaguna (M) Darío Meliá
La Boyeriza (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.