Hierba perenne de la familia Colchicaceae.
Su denominación ha sufrido múltiples cambios: Flora Ibérica se inclinó por preferir su nombre anterior, Merendera montana (Loefl. ex L.) Lange y ahora la tendencia es volver a cambiarla de género y reutilizar su basiónimo, Colchicum montanum Loefl. ex L. Merendera es un nombre científico sacado del saber popular español: se llama quitameriendas por aparecer a final de verano-comienzos de otoño, cuando los primeros fríos avisan a ganaderos y pastores de que ya no es tiempo de merendar en el monte. El nombre del basiónimo viene de Dioscórides: según él era muy abundante en la Cólquide, una región del mar Negro en correspondencia con la actual Georgia rusa. El significado de los epítetos es evidente.
Bulbo sólido, del que se forma uno lateral joven florífero, de una y a veces dos flores  subsésiles o muy cortamente pedunculadas; las hojas se desarrollan más tarde que la flor y en la antesis permanecen subterráneas, rara vez asoman en la floración. Flor con 6 tépalos más o menos estrellados, erecto-patentes o divergentes desde el nivel del suelo, de color lila o rosado, rara vez totalmente blanco. Estambres 6, filamentos filiformes enteros, glabros, anteras amarillas normalmente más largas, y veces mucho más, que los filamentos.
Común en el Sureste de Madrid y La Sagra. Presente en pastos nitrificados por el ganado, bordes de caminos y zonas soleadas, tanto en suelo silíceo como calizo, hasta más de 2.200 m., en casi toda la Península pero sobre todo en su mitad septentrional hasta el centro de los Pirineos franceses.
Su floración empieza en junio y puede continuar hasta noviembre.
Imágenes de M. pyrenaica

Rivas Vaciamadrid (M) Enrique Luengo
Rivas Vaciamadrid (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.