Planta herbácea perenne. Hemicriptófito con órganos subterráneos perdurantes de la familia de las labiadas.
Ya Dioscórides llamaba Phlomis a una planta de este género, del griego flox o phlox = llama, puesto que sus hojas se usaban como mecha en los candiles de aceite. El epíteto herba-venti, hierba del viento, hace referencia a que toda la parte aérea se seca en verano y el viento la arranca de cuajo y hace rodar, lo que dispersa sus semillas a distancia.
Planta de hábito hemiesférico, dividida desde abajo, de hasta 70 cm. Hojas generalmente de haz verde y envés verdoso-blanquecino densamente cubierto de pelos estrellados. Inflorescencia con hasta 8 verticilastros de 4,5 cm. de diámetro con 8-16 flores cada uno. Brácteas como las hojas pero sentadas, con frecuencia 2 pequeñas rematando la inflorescencia. Cáliz cilíndrico con nervios muy marcados y próximos, dientes generalmente perpendiculares al tubo. Corola púrpura con el labio superior en forma de casco.
Común en el Sureste de Madrid y La Sagra. Se cría en bordes de caminos, barbechos, descampados, en terrenos preferentemente calizos, hasta 1200 m y más en condiciones favorables.
Imágenes de P. herva-venti

Pº de La Marañoa, Getafe (M) Darío Meliá
Arroyo Culebro, Alcorcón (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.