Perenne cespitosa de la familia Caryophyllaceae.
El nombre del género, en latín, siginificaba «alimento que engorda». Linneo lo tomó de Matthias de l´Obel, Lobelius, uno de los botánicos que se formaron en la escuela universitaria de Montpellier un par de siglos antes, que lo había usado para una «Spergula de engorde» que se daba de comer a las vacas en Brabante.
Planta con brotes estériles durante la floración. Tallos laterales radicantes en la base, de hasta 20 cm. Hojas connadas en la base, lineares, opuestas, glabras, a veces de margen ciliado, de hasta 10 mm. Flores tetrámeras, ocasionalmente alguna pentámera. Sépalos por lo general patentes. Pétalos inexistentes o muy pequeños, excepcionalmente subiguales a los sépalos. Estambres 4.
Se cría en lugares húmedos, arenosos, inundables.
Imágenes de S. procumbens

Las Batuecas (Sa) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.