Planta herbácea perenne. Geófito bulboso de la familia Amaryllidaceae.

Allium es el nombre latino del género, derivado de idiomas más antiguos: los ajos se cultivan desde los Sumeros por lo menos, hace 4.300 años. El epíteto lo compuso Linneo a partir del griego  σχοινός schoinós  junco, en latín schoenus, y  πράσον práson puerro: por sus hojas parecidas a los juncos y de sabor que recuerda el puerro; de todos los ajos es el de sabor y olor más delicado y se cultiva con frecuencia.
Bulbo fusiforme, solitario o en grupo de dos o tres, con rizoma muy corto y sin bulbillos, envuelto en túnica gris, coriácea. Tallo cilíndrico fistuloso con 1-3 hojas asimismo cilíndricas, de ápice agudo. Inflorescencia densa, esférica o semiesférica, de flores cilíndricas y tépalos purpúreos, envuelta en una espata de dos segmentos persistente.
Habita en prados húmedos y pedregosos, roquedos, entre los 700m (aunque puede encontrarse a altitudes inferiores) hasta los 2500m, en la mitad N de la Península y en las Sierras del SE andaluz. Presente en toda Europa, Asia y N de América. Florece entre (mayo) junio y agosto (septiembre).
Castilla La Mancha: Taxon de interés especial (IE)

Jerzy Opiola
Peñalara – Andrés Revilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.