Hierba perenne. Hemicriptófito de la familia Malvaceae.
Los griegos llamaban althea algunas plantas de este género, con nombre derivado del verbo althein : curar, planta que cura. Los romanos les aplicaron el nombre malva con significado parecido, derivado del gr malákhe, calmar. Ya entonces se usaban para curar o calmar quemaduras, inflamaciones o acné como emplastes. Tournefort usó el nombre Althaea y Linneo lo mantuvo para el género aunque prefirió crear el neologismo Malvaceae para la familia y reconoció su uso en el epíteto: officina era en latín la farmacia.
Con tallos de hasta 150 (180) cm, simples o poco ramificados, pubescentes, que pierden el pelo hacia la base, hojas de hasta 10x7cm, cubiertas de pelosidad estrellado-pubescente por ambas caras, con margen crenado-serrado. Las hojas inferiores tienen largos peciolos y forma orbicular o reniforme, mientras las superiores tienen de 3 a 5 lóbulos poco profundos, son triangular-ovadas o romboidales y de peciolo más corto. Con estípulas caducas lanceoladas o lineales. Flores axilares que son o bien solitarias y cortamente pediceladas o bien agrupadas en fascículos pedicelados. Con un epicáliz de 8-12 mm, de piezas linear o linear-lanceloladas, soldadas en la base y sépalos de las mismas dimensiones, triangular-ovados a ovados-acuminados, soldados. Pétalos ovados de hasta 18mm de longitud, blanquecinos, rosados (lo mas frecuente) hasta ocasionalmente rosa-púrpura. Con tubo estaminal pubescente en su base y anteras purpúreas. Fruto en esquizocarpo con forma de disco, con mericarpos sin costillas laterales (lisos) a diferencia de Althaea cannabina, conteniendo una única semilla reniforme.
Se cría en suelos de húmedos a encharcados, desde herbazales altos a cañaverales en orillas de arroyos, ríos y lagunas. Soporta los suelos algo salinos y también los nitrificados y la contaminación moderada de las aguas, de la que puede ser bioindicadora, aunque no necesariamente. Se distribuye por toda la península excepto Extremadura, fundamentalmente ligada a zonas llanas y bajas de ambas mesetas, depresión del Ebro y Valle del Guadalquivir, en complejos lagunares o en marjales costeros tanto de la franja norte como del mediterráneo. Aparece en Coslada (paraje de El Humedal, escasa), Rivas-vaciamadrid, donde abunda en el Cristo de Rivas, Arroyo de Los Migueles y arroyo de Valdemingómez, La Boyeriza y en el Arroyo Espartinas en S. Martín, Los Estrágales en Pinto, Arroyo de Villacabras en Villaconejos, Polvoranca en Leganés. Aranjuez, en la laguna de Ontígola.
 Es una planta de gran utilidad y uso. Su raíz contiene sustancias mucilaginosas, es decir, que se hinchan y toman un aspecto gelatinoso en contacto con el agua. El mucílago es de propiedades emolientes y puede calmar la irritación ya que suaviza los epitelios. Se usa en patologías de la piel (quemaduras, piel irritada, psoriasis, en cataplasmas), aparato respiratorio (para calmar la tos, en jarabes y caramelos), digestivo (el mucílago recubre el estómago y los intestinos, aliviando dolor e inflamación, con lo que se usa en inflamaciones de la boca, laringitis, amigdalitis, úlceras, colitis ulcerosa) y genito-urinario (contra la cistitis).
Imágenes de A. officinalis
Clave para la especies del género en el Sureste de Madrid y La Sagra

Los estrágales, Pinto (M) Darío Meliá
Polvoranca; Leganés (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.