Herbácea perenne de la familia Orchidaceae.
El nombre del género se creó a partir del verbo griego άνακάμπτω ánakámpto  yo vuelvo, por una membrana pegajosa que se encuentra a la entrada del espolón, el retináculo, que está recurvada; su forma hace que la trompa de las mariposas al intentar libar el néctar contenido en el espolón lo rocen y les caigan encima los granos de polen que se les pegan y permiten la polinización de la flor siguiente. El epíteto se refiere a la forma de la inflorescencia, que es en realidad cónica pero que guarda las proporciones entre base y altura que idealmente asociamos a una pirámide.
Hojas numerosas, tanto basales como caulinares, verdes sin manchas. Tallo erecto, liso y glabro, verde. Inflorescencia densa de flores sésiles  que conjuga varios tonos llamativos que van desde el purpúreo- violeta al rosado, predominante, con partes blancas. Labelo trilobado, los lóbulos laterales divergentes, obtusos y el central de margen entero, a veces emarginado.
Habita en claros de bosque, en pastizales y matorrales por toda Europa, el W de Asia y el N de África y aparece dispersa por casi toda la Península y por Baleares hasta los 1400 (1700)m. 
Florece entre (marzo) mayo y julio.
Murcia: Taxon de aprovechamiento regulado.

Cornudilla (Bu) J. C. Carlos Campos
Beteta (Cu) J. C. Carlos Campos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.