Hemicriptófito escaposo, herbácea de base leñosita de hasta 50 cm. de altura de la familia Compositae.
Aster, en griego, es un astro, estrella: por la disposición de las lígulas que recuerdan una estrella. Según estudios genéticos y por su morfología diferente (lígulas estériles y no femeninas) debería adscribirse a un género de más reciente creación y llamarse Galatella aragonensis (Asso) Nees, al igual que en el caso del Aster sedifolium, al que reenviamos para más detalles. El epíteto específico se debe al naturalista maño Ignacio Jordán de Assó y del Río, que lo dio a numerosas especies.
Tallo endeble, cubierto de borra. Hojas basales oblanceoladas o espatuladas, las superiores lineares, a diferencia del resto de las especies del género que solo tienen hojas de un tipo. Involucro con hasta 8 filas de brácteas pelosas. Capítulo con 5-10 lígulas azuladas y varias flores amarillas en el centro. Pelos del vilano desiguales.
Florece entre julio y octubre.
Se cría en melojares degradados y jarales, pastizales secos de carrascales y quejigares; sobre suelos sueltos y ligeros, en general arenosos. En general en poblaciones de pocos individuos y separadas. Endemismo que se distribuye por el Sistema Ibérico con puntos aislados en el Central y el Prepirineo occidental, raro en la Sierra, desde Puebla hasta S. Lorenzo de El Escorial.
Cataluña: Taxon vulnerable (VU)
Imágenes de A. aragonensis

La Hiruela (M) Darío Meliá
La Hiruela (M)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.