Herbácea perenne cespitosa de la familia Compositae.
El nombre del género es del latín clásico y del griego, con el significado de hierba de Artemis, o Diana, la diosa protectora de las mujeres y del parto, por su antiguo uso en calmar los dolores femeninos. El epíteto específico en latín significa corriente, común.
Planta ligeramente aromática, con un olor que repele los insectos y los herbívoros. Tallos erectos rojizos, estriados, muy ramificados, con porte de mata bastante densa hasta 150cm.Hojas alternas, pinnatífidas, segmentos de las hojas medias y superiores anchos, lanceolados e irregularmente dentados. Flores tubulares amarillo rojizo, las centrales hermafroditas y las periféricas femeninas, todas fértiles; capítulos en ramilletes paniculiformes.
Ruderal, generalmente de terrenos removidos, frescos. Es común en la mitad N de la península, rara en Madrid con algunas citas en el extremo norte y centro. Se distribuye por casi toda Europa, Asia, Norteamérica y N de África.
Florece de julio a octubre.
Imágenes de A. vulgaris

Las Batuecas (Sa) Darío Meliá
Galende (ZA) Darío Meliá
Somosierra – J. C. Campos Casabón
Las Batuecas (Sa) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.