Caméfito que puede superar 70 cm. de la familia Cistaceae.
Cistus, del nombre común en griego de muchas de las especies kisthós, de origen desconocido, y clusii en honor a Charles de l´Écluse apodado Clusio, quien en ocho meses de viaje por la Península y a ratos libres recopiló información suficiente para publicar en 1.576 en Amberes el primer libro botánico sobre la flora ibérica.
Hojas lineares, con el nervio medio muy marcado, sentadas, de margen revoluto, casi verticilidas en los brotes cortos axilares, de hasta 26 x 2 mm. Inflorescencia 4-5 (10) cm. con 2-4 pseudoverticilos de 2-3 (5) flores cada uno, en cimas umbeliformes. Bractéolas anchas y acuminadas, caedizas en el fruto. Pedicelos densamente cubierto de pelos. Sépalos 3. Pétalos blancos de 8-15 mm. Estambres desiguales de longitud igual o algo mayor que el pistilo. Cápsula de 4-8 mm, color tabaco, dehiscente en 5 valvas.
Florece de Marzo a Julio.
Indiferente edáfico, a pesar de que se dice de él que prefiere los suelos ricos en bases, en la comarca es muy abundante en los afloramientos silíceos y escasea en los suelos calizos y yesosos. Se cría en romerales y tomillares, en claros de encinar muy soleados. Rehúye los fríos intensos. Muy abundante puntualmente en la parte alta de los cerros, a salvo de los rigores provocados por la inversión térmica invernal, en los claros de encinares y coscojares de la margen izquierda del curso bajo del Jarama, junto al Cistus salvifolius. 0-1500 m.
Imágenes de C. clusii clusii

El Butarrón (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.