Terófito de la familia Papaveraceae.
El nombre del género viene claramante de fumus, humo: los romanos llamaban a la más conocida del género, la Fumaria officinalisfumus terrae, como en griego se llamaba kapnós, humo, sin que se sepa bien porqué. El epíteto, del latín parvus, pequeño y flos, flor, significa evidentemente de flor pequeña. Ésta suele medir entre 5 y 6mm, más pequeña que la Fumaria vaillantii con la que se puede confundir fácilmente; tiene la flor blanca,(no rosada como la vaillantii) que puede tomar un color rosado-rojizo sólo cuando ya está fructificada y la flor empieza a marchitar. También se puede distinguir por un porte más difuso, mayor número de flores – entre 10 y 20 y no entre 6 y 15 – con pedicelos algo engrosados y por las brácteas con frecuencia más largas que los pedicelos. Tiene sépalos diminutos. El fruto también es diferente, con una quilla saliente más marcada hacia el ápice.
De distribución mediterránea, se encuentra dispersa en descampados de toda la Península excepto el NW.
Florece de febrero a junio.
Imágenes de F. parviflora

Venta de la Rubia (M) Darío Meliá
Orcasitas (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.