Hierba perenne. Caméfito postrado de la familia Malvaceae.
Malvella, en latín, diminutivo de Malva y ésta del griego malákhe: emoliente, por las propiedades ablandantes de este género; sherardiana es en honor de W. Sherard, 1659-1728, botánico de  Oxford
.Hierba con múltiples tallos decumbentes o parcialmente ascendentes de 10-50 cm, hojas con un largo peciolo, de 1 a 5 cm de diámetro, reniformes, de margen entero, crenadas y pubescentes por ambas caras. Con estípulas ovado-lanceoladas escariosas. Flores solitarias y axilares, con pedúnculo mas largo que la flor. Con un epicáliz de tres piezas muy pequeñas y cáliz campanulado y 5 lóbulos. Pétalos rosados obovado-orbiculares. El fruto es un esquizocarpo con forma de disco, con abultamientos, a diferencia del resto de las especies de la familia.
En peligro de extinción a nivel nacional, habita en campos de secano con sólo dos reductos bien identificados: en Córdoba, en cultivos de girasol, olivares y barbechos, donde las prácticas agrícolas son poco intensivas, y en Arévalo, en eriales en terrenos arcillosos y margosos. Otra población en el pastizal situado al lado del polígono del Centro de Transportes de Coslada, se ha destruido a conciencia, con todas las partes implicadas – el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid, el propietario del terreno, Medio Ambiente – perfectamente conocedoras de la presencia de esta especie y de alguna otra seriamente amenazada, como la Cynara tournefortii, en ese pastizal. Citada en el siglo XIX, por Cutanda de Vallecas y Rivas, aparece en poblaciones dispersas en descampados, eriales y pastizales situados en el arco ocupado por arcillas verdes y grises entre la A-3 y la A-5, desde Vicálvaro (ladera sur del cerro almodóvar) hasta San Fernando de Henares y Paracuellos. Un reciente estudio (2017) publicado en Flora Montiberica 67, de varios autores / colaboradores de esta Web ha definido exhaustivamente (con los datos de 2017) su estatus poblacional y distribución, aportando como novedad su presencia en el entorno de las canteras de arcilla abandonadas de Numancia de la Sagra, en Toledo, otro lugar donde al dejar de cultivarse por tan excepcional hecho pudo encontrar refugio frente a la intensificación agraria. Puede consultarse siguiendo este enlace:
MALVELLA SHERARDIANA (L.) JAUB. & SPACH (MALVACEAE), NOVEDAD PARA LA FLORA DE CASTILLA-LA MANCHA Y ANÁLISIS DE SU SITUACIÓN EN EL CENTRO DE ESPAÑA Juan Manuel MARTÍNEZ LABARGA, Darío MELIÁ VACA & Rafael BAUDET MANCHEÑO
El abandono de los cultivos periurbanos, con la perspectiva de construir en los terrenos resultantes ha propiciado su expansión local en este área y la de muchas especies raras, pero su futuro destino puede ser la extinción, al hacerse efectiva esa perspectiva. Su rarefacción pretérita se debió a las nuevas técnicas de mecanización de cultivos, como el uso de arados de vertedera profundos que entierran las pequeñas semillas e impiden su germinación y sobre todo el uso desmesurado de herbicidas, que están acabando con todas las especies sensibles de nuestros campos y contribuyendo a la proliferación de especies muy agresivas alóctonas que las sustituyen, sin lograr el propósito de acabar con las «malas hierbas».  Sólo logran que nuestra flora se empobrezca y algunas especies como esta se extingan.
El cultivo de esta especie no es nada fácil, pero tanto en el RJ Botánico como en la Escuela de Agrícolas se ha desarrollado el procedimiento para que las semillas germinen y para que las plántulas sean viables y se están efectuando investigaciones para mejorar las técnicas de cultivo. Con el tiempo se podrá realizar alguna reintroducción de ejemplares obtenidos ex-situ en espacios con poca presión humana que tengan el hábitat adecuado.
Castilla y León: Taxon de atención preferente
Enlace a la ficha del ministerio de medio ambiente.
Imágenes de M. sherardiana

Vivero de ARBA, Gózquez de Abajo (M) Darío Meliá
Parcela del CTC, Coslada (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.