Hierba perenne, de base leñosa. Hemicriptófito de la familia Zygophyllaceae.
Tanto el nombre del género, peganon en griego, como el epíteto, para los griegos harmalá, se citan en los autores clásicos (Dioscórides, Teofrasto) como nombres populares de las rudas, que guardan un cierto parecido con esta especie.
Muy ramificada, erecta, de hasta 70 cm, de un verde intenso y glabra. Los tallos son cilíndricos y se vuelven angulosos hacia el ápice. Hojas 2-3 veces pinnatisectas, algo suculentas y con lóbulos de 1-2 mm de ancho, linear-lanceolados o elípticos, agudos, planos, de margen entero. Flores de 1,5-2 cm de diámetro, hermafroditas, de simetría radial, con 4-5 sépalos triangulares verdes y 4-5 pétalos de verdosos a amarillentos, libres, imbricados, obovados. Fruto en cápsula subgloboso. 
Vive en zonas semiáridas, cálidas y secas, en matorrales halonitrófilos, con lo que frecuentemente la vemos vinculada a sustratos sedimentarios, yesos o margas. También en cultivos abandonados, zonas alteradas, escombreras, cunetas y otros ambientes nitrificados por la actividad humana. Aparece en las cuencas sedimentarias de Duero, Tajo, Depresión del Ebro y Sureste Árido.
En la cultura árabe y centroasiática se utiliza como alucinógeno. Últimamente, el deseo de encontrar nuevas alternativas económicas a las drogas tradicionales la está promocionando entre los incautos. En Europa el Beleño Negro (Hyosciamus niger) fue la planta que tradicionalmente proveía de las «utilidades» de la Harmaga. Posee diversos alcaloides que entre otros efectos, inhiben la monoaminooxidasa. Los IMAO se usan, cada vez menos, como antidepresivos, por sus efectos secundarios en interacción con múltiples sustancias. En combinación con alucinógenos como la Ayahuasca o las setas (Psilocibe o similares) multiplica su toxicidad, es decir, sus efectos. Son las semillas, su cubierta, la fuente del veneno, ya sea por ingesta o por inhalación. Produce euforia, alucinaciones, parálisis, convulsiones, vómitos, hipotermia y taquicardia. Con alcohol, puede llegar a matar. Tiene muchos otros usos en farmacología, entre otras cosas el tratamiento del Parkinson.
Imágenes de P. harmala

Gózquez de Abajo (M) Darío Meliá
Arroyo de la Cañada, Valdemoro (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.