Terófito de hasta 80 cm, de la familia Chenopodiaceae.
Sálsola es nombre vulgar en Italia aplicado a especies de saladares como esta y la Salsola kali . Linneo leyó su nombre en los escritos de Andrea Cesalpino (1519-1603). El epíteto se refiere a su contenido en carbonato sódico, que se llama soda en muchos idiomas europeos; en castellano decimos «sosa».
Se cría en suelos húmedos con algo de salinidad y en arenales costeros.
La barrilla tuvo gran importancia económica a partir, primero, del descubrimiento de Pietro Arduino (1725-1805), profesor de Agricultura en la Universidad de Padua, que las cenizas de esta especie proporcionaban una sosa de mejor calidad que la de otras plantas, y en segundo lugar por la protección que la República de Venecia otorgó a los saladares de su laguna y a los métodos de cosecha y semicultivo para su uso en su cristal de Murano, que se exportaba a todo el mundo (las «cuentas», las bolitas de cristal de diversos colores que se usan como decoración en los vestidos tradicionales de tantísimos lugares del mundo, desde los indios americanos a muchas tribus africanas, provienen en gran parte de allí). La cosecha de barrilla para el envío de sosa a las fábricas inglesas hizo la fortuna de mucha gente en la costa levantina del siglo XIX. El empleo de barrilla fue reemplazado por el proceso Solvay de obtención de sosa.
Por otro lado, ha colonizado saladares de otros países, entre ellos la California donde la consideran especie invasora.
Cataluña: Taxon vulnerable (VU).
Castilla León: Taxon de atención preferente.
Valencia: Taxon vulnerable (VU).
Libro Rojo: Taxon con datos insuficientes (DD)
Más imágenes de S. Soda

Arroyo Guatén, Torrejón de Velasco (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.