Casmófito (= que crece en fisuras de rocas) anual o perenne de la familia Papaveraceae .
De Candolle creó el género de a partir del griego sárx. sarkos, carne y capnos, humo, en latín fumus que dio lugar al nombre de fumaria para designar plantas con hojas ahumadas: una Fumaria de hojas carnosas. El epíteto se formó de las palabras enneá, nueve, y phýllon, hojas: de nueve hojas; en realidad son segmentos y cada hoja puede tener un número variable de segmentos,  de 7 a 18.
Se distribuye desde los Pirineos hasta el Rif, desde el nivel del mar hasta los 1300m,  pero tiene un hábitat tan restringido que no abunda en ninguna parte: sólo crece sobre rocas calizas en escarpes y extraplomos umbrosos y además con cierta presencia de nitrógeno. En el sureste madrileño es muy escasa, apareciendo exclusivamente en puntos muy localizados de las calizas pontienses del Valle del Tajuña medio.
Florece de febrero a julio.
Legislación regional:Murcia: Taxon de interés especial (IE).
Andalucía: Taxon no amenazado (NT).
Imágenes de S. enneaphylla

Cañón de Río Dulce, Pelegrina (Gu) Darío Meliá
Pelegrina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.