Planta perenne de la familia Crassulaceae.
El nombre del género se usaba en época romana para varios tipos de siemprevivas y sedum, sin que se sepa su origen. El epíteto es en honor a J.G.A. Forster, escritor y naturalista alemán que tomó parte en la segunda vuelta al mundo del capitán Cook.
Se distingue por sus renuevos anuales estériles con raíces finas a lo largo de la base, hojas secas y persistentes a lo largo, coronados por un ramillete denso y cónico de hojas vivas con el ápice más o menos plano, de color del hierro oxidado.
Habita en pedregales, arenales, en la Península disperso en toda ella hasta los 1700m aunque muy raro en el NE, presente en toda Europa occidental.
Florece de abril a agosto.

Somosierra – J. C. Campos Casabón
La Hiruela – J. C. Campos Casabón
Somosierra – J. C. Campos Casabón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.