Hemicriptófito cespitoso de la familia Crassulaceae.
Si el nombre del género es palabra latina de origen y significado desconocido, los epítetos están claros: el específico, del griego dasýs, peloso, y phýllum hoja, significa de hojas pelosas y el subespecífico significa «que es portador de glándulas«.
Planta cubierta de pelos glandulosos en todas sus partes. Abundantes raíces finas en los renuevos. Tallos numerosos de hasta 15 cm, abundantes renuevos estériles. Hojas plano-convexas con giba basal, de hasta 5 mm; las de los renuevos estériles imbricadas; las de los tallos opuestas o subopuestas, poco densas. Inflorescencia cimosa, terminal, con brácteas caedizas. Flores pentámeras o hexámeras con el pedicelo, por lo general, más corto que la corola. Sépalos de hasta 2 mm, soldados en la base. Pétalos blancos a violáceos, soldados en la base, de hasta 4 mm;10-12 estambres con anteras violeta-obscuro y filamentos blanquecinos.
Se cría en gleras y roquedos, preferentemente sobre sustrato calizo. La especie nominal, S. dayphyllum L., se diferencia por ser glabra o con escasos pelos y se distribuye por la mitad N de la Península; la subespecie glanculiferum se encuentra dispersa por la mitad S y hay una tercera aceptada, S. dasyphyllum subsp. granatense (Pau) Castrov. & Velayos, de hojas densamente imbricadas  y de indumento glanduloso muy muy denso, en poblaciones dispersas del S y E, especialmente del Sistema Bético.
Imágenes de S. dasyphyllum

Canales del Ducado (Gu) Darío Meliá
Alto Tajo (Gu) J. M. Martínez Labarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.