Planta de la familia Crassulaceae.
El nombre del género se remonta a la época romana sin que se pueda establecer su origen con certeza; el epíteto es un homenaje a Augustin Pyrame de Candolle, botánico suizo, uno de los padres de la sistemática taxonómica moderna junto con Linneo. La denominación que recoge F Iberica, Sedum candollei Raym.-Hamet, ha quedado como sinónimo de la creada por Ginés López, que actualmente es la aceptada.
Endemismo del Pirineo, Cordillera Cantábrica, Sistema Central y Sierra Nevada. Pequeño terófito, verdoso, con más frecuencia rojizo, crece en grupos llegando a formar céspedes. Tallo erecto de hasta 7 cm, generalmente no ramificado. Hojas de 2,5-5 x 1-1,5, convexas por la cara externa y cóncavas por la interna. Inflorescencia terminal cimosa. Flores pentámeras, subsésiles. Pétalos rosado-purpúreos, soldados en la base.
Florece de Junio a Agosto.
Típica de neveros orientados al N donde la nieve dura hasta el verano; pedregales en suelos silíceos, ácidos, muy secos y pobres en nitrógeno. 1500-3000 m.

Imágenes de S. candolleanum

Los Conventos (Av) – Enrique Luengo
Sierra de Béjar (Sa) Santiago Sardinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.