Planta anual de la familia de las Crassulaceae.
El nombre del género es clásico, los romanos lo usaban para los sedum y las siemprevivas, sin que se sepa el origen; el epíteto es el participio de presente del verbo latino rubeo, yo enrojezco, por el color de sus hojas.
Tallo erecto simple, rara vez ramificado, con indumento glanduloso por lo menos en su parte superior. Hojas enteras, alternas, glabras, más o menos redondeadas. Inflorescencia de varias cimas curvadas, pétalos libres, dos veces más largos que los sépalos, lanceolados, agudos o acuminados de color blanco a rosado con indumento glandulífero en nervio medio, más oscuro. Estambres 5, rara vez 10, con anteras púrpura.
Presente en gran parte de la Península, del Mediterráneo y Macaronesia sobre pastos de suelos arenosos, entre el mar y los 1300m.
Florece de abril a julio.

Poblete (Ciudad Real) – Enrique Luengo
Enrique Luengo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.