Planta perenne, de hasta 60 cm, de la familia Crassulaceae.
Tallos leñosos en la base, prostrado-ascendentes. Renuevos estériles foliosos, con las hojas vivas uniformemente distribuidas en todas su extensión, siempre mucho más cortos que los tallos. Hojas rígidas, algo punzantes, carnosas, con un pequeño espolón basal en el tallo; las de los renuevos estériles imbricadas. Inflorescencia sin brácteas, cimosa o corimbosa. Flores de color amarillo, de pentámeras a octámeras, pediceladas. Sépalos soldados al receptáculo. Estambres en número doble que el de pétalos.
Florece de mayo a noviembre.
Indiferente en cuanto al suelo, coloniza suelos muy pobres.
Imágenes de S. sediforme

Arroyo de Villacabras (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.