Bienal de la familia Compositae, generalmente de hasta 1,8 m, pudiendo superar ampliamente los 2 m. El nombre en latín era sillybum, del griego σίλυβον/σίλλῠβον sílybon/síllybon que Dioscórides aplicaba a varios cardos comestibles como éste, y Vaillant al describir el género prefirió usar la opción de usar una sola ele.El epíteto y el nombre común, en la mayor parte de los idiomas europeos, procede de una leyenda medieval, según la cual María ocultó a Jesús de los soldados de Herodes con sus grandes hojas y sobre éstas cayeron unas gotas de leche de su pecho, quedando para siempre el cardo bendecido con sus características venas blancas, inconfundibles.
 Espinosa, tallos erectos, flocosos-lanuginosos. Hojas basales pecioladas de hasta 50 cm, las caulinares sentadas, auriculado-amplexicaules, alternas, pinnatífidas o pinnapartidas, con espinas blanco-amarillentas en el margen. Flores en capítulos terminales de hasta 4 cm, solitarios. Involucro con varias filas de brácteas coriáceas  y divergentes (a diferencia de S. eburneum con brácteas que se cruzan). Flores hermafroditas, pentalobuladas, purpúreas. El fruto es un aquenio de hasta 8 mm, con un vilano de hasta  2 cm, muy apetecido por los jilgueros y otros pequeños pájaros.
Florece a partir de marzo-abril y maduran los frutos a lo largo del verano.
Común y abundante en el Sureste de Madrid y La Sagra. Ruderal y viaria Crece en escombreras, cunetas, baldíos, lindes de cultivos, etc; en suelos ricos en nutrientes, profundos, más o menos húmedos. Indicadora de suelos secos al final de su ciclo. Originaria del Sur de Europa, Norte de Africa y Oriente Próximo, se ha naturalizado en América, donde se cultiva para usos medicinales en algunos países, como también ocurre en China.
Imágenes de S. marianum

La Boyeriza (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.