Planta herbácea perenne. Geófito bulboso de la familia Amaryllidaceae.
Allium era el nombre que usaban los romanos para los ajos; nigrum, negro, en referencia al color del ovario, que destaca entre los tépalos blanquecinos a rosados.
Bulbo esférico o casi, solitario, con túnica externa membranácea, lisa. Hojas planas, de 2 a 5, basales, envainadoras, de margen liso o papiloso; las más internas, generalmente con bulbitos pedunculados, apicales. Tallo de sección circular. Espata con 2-4 piezas subiguales y persistentes; más cortos que la inflorescencia, ésta de hasta 9 cm, hemiesférica, con 30-90 flores estrelladas, muy rara vez sin flores y con hasta 10 bulbitos. Pedicelos sin bratéolas. Flores hermafroditas, actinomorfas.  Tépalos blancos o rosados con nervio medio rosado o verdoso, los externos de menos de 3 mm. de anchura. 6 estambres incluidos o poco exertos. Filamentos de base triangular. Anteras amarillas o purpúreas. Ovario súpero. Cápsula de hasta 9 mm.
Florece de Marzo a Junio.
Se cría en herbazales, cunetas y barbechos, sobre suelos arcillosos margosos o calizos ricos en bases, en zonas cálidas. Se distribuye básicamente por Extremadura, Andalucía y Levante. Localizado en los volcanes del Campo de Calatrava por Enrique Luengo. En Madrid hay citas antiguas, todas ellas de Delicias y Vicálvaro (presumiblemente ha desaparecido bajo el cemento) y el mismo compañero lo ha localizado en los descampados del barrio de la luna, única localidad actual en Madrid, en Rivas-Vaciamadrid. 
Imágenes de A. nigrum

Enrique Luengo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.