Hierba perenne, hemicriptófito muy aromático de la familia Compositae.
Ya los romanos llamaban a esta especie tanacetum y como ocurre con frecuencia en nombres clásicos se desconoce su origen; el epíteto significa simplemente común, sin otra connotación.Planta de medio metro a poco más de uno de altura, rizomatosa, de tallos erectos, estriados y ramificados en la parte superior y hojas alternas, pecioladas o no, normalmente muy divididas, pennatífidas a pinnatisectas, en la parte inferior con las superiores de lobadas hasta a veces enteras. A veces punteadas de glándulas, especialmente en el envés de las caulinares.Inflorescencias en glomérulos apretados o en corimbos, con todas las flores tubulares de forma discoidea, con largos pecíolos. Las brácteas involucrales están dispuestas en hileras, imbricadas, de menores a mayores de fuera a dentro.
Especie ruderal y arvense de lugares frescos y con humedad de altitud media, se utilizaba en la Edad Media como condimento (aunque de sabor y olor tan intenso que hoy nos parece excesivo) y tradicionalmente para perfumar y ahuyentar polillas en los armarios de ropa.  de distribución eurosiberiana, ha dado el salto a otros continentes (América, Australia, Nueva Zelanda). 

Cercedilla/Navacerrada (M) J. C. Campos Casabón
Cercedilla/Navacerrada – J. C. Campos Casabón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.