Hierba vivaz. hemicriptófito escaposo de la familia de las compuestas.
De altura entre 15–80(100) cm, glabra, con tallos erectos, densamente ramificada desde su base, de tallos pajizos. Hojas alternas, glaucas con aurículas lineares y adpresas, decurrentes; las inferiores pinnatífidas o pinnatipartidas, runcinadas, con segmentos linear–lanceolados; las superiores lineares, enteras o dentadas. Capítulos homógamos, con 4–8 flores, solitarios o en glomérulos, subsésiles, en panícula de espigas; involucro 12–20 x 1,5–2,5(3) mm, cilíndrico, con varias filas de brácteas; receptáculo sin escamas interseminales. Flores liguladas, amarillas. Aquenios 6,5–12 mm, negros; cuerpo marcadamente comprimido, fusiforme, con 5–7 costillas en cada cara, gradualmente adelgazado en pico concoloro de longitud igual o más corta que la del cuerpo. Vilano 5,5–8,5 mm, con 2 filas de pelos escábridos, caedizos, blancos. 2n = 18. VI–XI.
Rupícola y glerícola, crece en pedregales y canchales más o menos móviles, calizos o dolomíticos, también en suelos descarnados margosos y pedregosos, en cantiles, grietas de rocas, paredes soleadas. Siempre en lugares u orientaciones muy calurosas, creciendo a pleno sol, sobre suelos muy secos y básicos, entre 400–1800 m, presente en toda la península, pero mas escasa en la zona centro, para la que no hay prácticamente citas, ninguna para el Sistema Central, ni para el centro o SO de Madrid ni en la Alcarria o la Mancha, solo una única cita en Aranjuez, en la finca de las Infantas, sobre yesos. Nosotros la hemos localizado en RIvas-Vaciamadrid, siempre en forma de ejemplares dispersos en suelos yesíferos, en cortados, roquedos dolomiticos con ópalo y silex, en el seno de sisallares, espartales o tomillares gypsícolas.
Flora Ibérica no reconoce esta subespecie, que se distingue por estar densamente ramificada desde cerca de la base y de que estas formas con el punto de ramificación bajo presentan una variabilidad continua en la altura de la ramificación y que no hay un patrón geográfico o ecológico para estas formas. Por otro lado, en Madrid, la subespecie nominal si que es citada y en abundancia en la Sierra y con algunas citas dispertas en la zona centro, en el área ocupada por arcosas, todos territorios de carácter ácido y silíceo, mientras que la subespecie ramossisima solo está localizada en el sur y sureste y en el resto de Espala tiene sus citas en áreas más térmicas y básicas o calizas. Finalmente la subespecie si la reconocen The Plant List y GBIF, proyectos internacionales con expertos de todos los países, no solo españoles.
Imágenes de L. viminea

Altos de el Piul, Rivas Vaciamadrid (M) Rubén de Pablo
Laguna 3M, Rivas Vaciamadrid (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.