Planta sufruticosa de la familia de las Cruciferaenom. cons. que las define por la disposición en cruz de sus pétalos, o Brassicaceae como se las llama por su género más representativo.
Lepidium es un nombre  de etimología incierta que se tomó de Plinio, que lo usó para una planta cuyas silículas o cuyas semillas se podían usar como la pimienta, no identificada con certeza. Subulatum pertenece ahora al lenguaje técnico de la taxonomía descriptiva: en latín una subula  (súbula) es una lezna de zapatero, y define una hoja u otro órgano que se va estrechando paulatinamente hasta acabar en un ápice fino, largo y punzante.
Mata que forma bolas de hasta 50 cm.Ø, de tallos muy ramificados, leñosos, pubescentes de pelos cortos en la base, algo glauca. Hojas lineal-subuladas, no amplexicaules, enteras, de ápice muy agudo y de pilosidad variable. Inflorescencia en racimos corimbiformes que pasan a ser alargados cuando fructifican. Flores pediceladas con sépalos glabros de margen blanquecino; pétalos blancos, anteras amarillas. Frutos ovados, aquillados, ligeramente alados.
Se cría formando parte de matorrales y tomillares gypsícolas, diagnóstica del hábitad prioritario 1520.
Muy común en el Sureste de Madrid y La Sagra. Especie endémica de la mitad E de la península y del Magreb (Marruecos y Argelia) en matorrales del interior sobre suelos yesosos, de 100 a 600 (1100)m.
Florece de marzo a julio.
Cataluña: Taxon de flora estrictamente protegido.
Valencia: Taxon vigilado.
Imágenes de L. subulatum

Los Cerros (M) Darío Meliá
Cerros Chicos (M) Darío Meliá
La Boyeriza (M) Darío Meliá
Titulcia (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.