Planta herbácea de aspecto blanquecino-grisáceo aterciopelado, perenne de raíces cundidoras de hasta 1,2 m. Geófito rizomatoso de tallos estoloníferos de la familia de las labiadas.
Tallos generalmente pelosos. Hojas dentadas, normalmente sentadas, lisas, generalmente lanceoladas, de hasta 11 cm, envés densamente peloso. Flores en espigas densas, cilíndricas. Bractéolas lineares. Corola rosada.
Indiferente edáfica. Se cría en lugares húmedos, normalmente umbrosos. Bordes de cursos de agua, juncales.
Imágenes de M. longifolia

Orusco (M) Darío Meliá
Alto Tajo (Gu) Darío Meliá
Fuentes de la Alcarria (Gu) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.