Anual o perenne, vilosa, a veces sufruticosa, con tallos ascendentes y ramificados de hasta 1 m, de la familia Solanaceae.
Solanum es nombre que aparece ya en Plinio y posiblemente se refería a Solanum ningrum, llamada por los griegos strýchnon; probablemente la palabra está relacionada con sol, solis = el sol del latín, alusión a que es un planta que crece en lugares soleados. Chenopodoides, del griego «chen» = (ganso) y «pous» = (pie) o «podion» = (pie pequeño), oides = en forma de; alude a la forma de las hojas.
Hojas ovado-lanceoladas, de hasta 8 cm, de enteras a irregularmente dentadas; pecíolo de hasta 26 mm. Flores en cimas umbeliformes pedunculadas con hasta 10 flores, éstas pediceladas, actinomorfas y hermafroditas. Pedúnculo deflexo en la fructificación, densamente pubescente. Cáliz  con el tubo igual o más corto que los lóbulos. Corola blanca, rotácea, de hasta 10 mm, con 5 lóbulos. Estambres iguales. Anteras amarillas, oblongas, conniventes. Fruto de hasta 8 mm, mucho más grande que el cáliz.
Originaria de Sudamérica, se cría en cultivos de regadío, en lugares umbríos y cálidos.
Imágenes de S. chenopodioides

Quinta de Torres Arias (M) Darío Meliá
Garganta del Puria, El Torno (Cc) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.