Mata perenne leñosa. Caméfito suffruticoso de la familia de las labiadas.
Lavandula es diminitivo del nombre latino lavanda, del verbo latino lavo: desde la antigüedad se han utilizado las plantas de este género para perfumar el agua y la ropa lavada. El epíteto quiere decir «de hoja ancha», del latín latus, ancho, y folium, hoja. Los nombres vulgares alhucema, lavanda y espliego se aplican comúnmente tanto a esta especie como a la Lavandula spica L., lo que crea confusión, como suele pasar con los nombres populares; Ginés López y Font Quer aconsejan reservar alhucema para la L. latifolia  y espliego, del francés espiègle, para nombrar la L. spica, dejando «lavanda» como genérico de cualquier especie indeterminada del género Lavandula. La alhucema tiene hojas de 4 a 8mm de anchura (el espliego de 2 a 3mm) lineares o linear-lanceoladas. Se da en terrenos calizos, desde el nivel del mar hasta los 1700msmn. Es común en matorrales secos y soleados o en claros de encinares y pinares. Florece a partir de julio, es muy melífera y la miel monovarietal de esta especie es muy apreciada y muy común en la Alcarria de Guadalajara y en las provincias de Cuenca, Soria y Teruel,  donde la llaman miel de espliego, alimentando así la confusión de nombres.
Imágenes de L. latifolia

Fuente de la Teja (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.