Planta anual o perennizante multicaule de la familia Resedaceaeque excepcionalmente supera 1 m. de altura.
El nombre del género viene del latín resedo, yo calmo, por las propiedades de reducir las inflamaciones y aliviar los dolores en heridas que se le atribuían desde la Antigüedad. El epíteto específico significa en latín amarillo, amarillento.
Hojas basales en roseta, generalmente enteras de hasta 12 x 2,5 cm, largamente pecioladas; las caulinares inferiores alternas, trisectas o pinnatisectas, a veces enteras; las superiores trisectas, más pequeñas con segmentos linear-lanceolados a lineares, mucronulados. Inflorescencia racemosa de hasta 20 mm. de anchura. Brácteas caducas, lineares, de margen escarioso. Pedicelos florales erectos a patentes, filiformes, de 2,5 – 8,5 mm. Sépalos (5) 6, persistentes o tardíamente caducos, de margen escarioso.  6 pétalos amarillos, de hasta 4 mm. Cápsula cilíndrica de 7-15 mm.Las resedas son casi todas muy variables en talla y forma de la hoja por lo que para identificarlas correctamente conviene contar con cápsulas maduras y plantas en flor.
Ruderal y arvense, acepta todo tipo de suelos con tal de que estén removidos pero prefiere los básicos. Dispersa por gran parte de la Península, siendo rara o estando ausente en el Norte de Portugal, en casi toda Galicia y en la Cornisa Cantábrica. Se distribuye alrededor de todo el Mediterráneo y en Canarias; se ha naturalizado en América. Desde el nivel del mar hasta los 1600m; florece de marzo a septiembre pero en condiciones favorables puede tener flores todo el año.
Esta reseda se empleaba para obtener tintes que hasta hace poco competían en calidad con los tintes sintéticos; otra especie mucho más utilizada y cultivada para ese fin era la Reseda luteola L., la gualda.
Imágenes de R. lutea lutea

El Butarrón, Ciempozuelos (M) Darío Meliá
Arroyo de la Cañada (M) Darío Meliá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.