Planta herbácea. Terófito  de la familia de las compuestas o asteráceas.
El nombre del género está formado por las palabras griegas xerós, seco y  ánthemon, flor : por el aspecto de flor seca del capítulo floral; el epíteto en latín significa cerrado, literalmente que no está abierto, por la inflorescencia que parece estar por abrirse incluso en plena floración, por las brácteas internas que causan esa impresión. Esas brácteas interiores, con apéndice coriáceo, acuminado, de tonos rosáceos o parduzcos, cambian de posición según el sol:  en sombra están erectas, a pleno sol son más o menos patentes.
De hasta 50 cm, aunque generalmente no pasa de 20. Hojas alternas de margen entero, tomentosas, blanquecinas por ambas caras. Capítulos solitarios, largamente pedunculados, blanquecinos. Brácteas involucrales  más cortas que las flores con el ápice rojizo, las internas agudas y algo más grandes que las medias, coloreadas, similares a las lígulas. Flores externas estériles con 5 lóbulos, el resto hermafroditas.
Florece de mayo a julio.
Se cría en matorrales y pastizales secos, en suelos pedregosos. Especie esteparia, de lugares con inviernos fríos y veranos cálidos con escasas precipitaciones anuales, se distribuye en toda la franja alrededor del Mar Negro con extensiones hacia Occidente hasta casi toda la Península: falta en la depresión del Guadalquivir, en Portugal y en la franja cantábrica.

Santiago Sardinero
Los Estrágales, Pinto (M) Darío Meliá
Santiago Sardinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.