Hemicriptófito, endemismo iberolevantino de la familia Compositae.
El origen del nombre Centaurea se explica en otras entradas del género; el epíteto se lo puso Carloos Pau por la Sierra de Pina, o Espina, de su Castellón natal, donde la herborizó. Semejante a algunas formas extremas del grupo de C. paniculata. Planta con indumento lanuginoso persistente, escábrida. Tallos, débiles, angulosos, generalmente arqueado-ascendentes o rastreros, muy foliosos en toda su longitud, ramificados en el tercio superior o simples, de hasta 40 cm de longitud. Hojas pinnatisectas y ásperas, las basales largamente pecioladas, en roseta; las caulinares sentadas; todas con segmentos lineares y estrechos, revolutos, las superiores a veces enteras. Capítulos solitarios, terminales y globosos, no estrechados en la base, casi todos a la misma altura. Involucro de 13 x 9-10 mm. Brácteas espinosas, casi glabras; apéndice más corto que la base, poco decurrente, castaño-obscuro, con 6-7 pares de cilios y flores rosadas o purpúreas; espina terminal de las brácteas involucrales como mucho 1,5 veces más largas que los cilios laterales o un poco más corta, pinchuda recurvada, con 2 pequeñas divisiones en la base. Vilano menor que la 1/2 de la longitud del aquenio.
Crece en matorrales secos en terrenos pedregosos de montaña, pastizales soleados, claros de encinar, quejigar y pinar.
Europa: Especie vegetal de interés comunitario que requiere una protección estricta (Anexo IV)
Especie vegetal de interés comunitario para cuya conservación es necesario designar zonas especiales de conservación. Taxon prioritario (Anexo II)
Aragón: Taxon en peligro de extinción (EN)
Castilla La Mancha: Taxon de interés especial (IE)
Castilla y León: Taxon en peligro de extinción (EN)

Alto Tajo (Gu) – Gabriel Muñoz
Gabriel Muñoz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.